Coherencia y cohesión en la escritura: principios y ejemplos

En la escritura, la coherencia y la cohesión son dos elementos fundamentales para lograr un texto claro y comprensible. La coherencia se refiere a la conexión lógica y fluida entre las ideas, asegurando que el texto tenga sentido y sea coherente. La cohesión, por otro lado, se centra en la forma en que las palabras y las frases se relacionan entre sí, creando una estructura cohesiva y unificada.

En este artículo, exploraremos en detalle los principios y ejemplos de coherencia y cohesión, y cómo se pueden emplear para mejorar la calidad de la escritura. Analizaremos los diferentes tipos de coherencia textual, como la semántica, gramatical y léxica, y la pragmática. También examinaremos los mecanismos de coherencia y cohesión, y cómo se pueden aplicar en el desarrollo de un texto coherente y cohesionado.

📰 ¿Qué encontrará? 👇
  1. ¿Qué es la coherencia textual?
  2. Tipos de coherencia textual
    1. Coherencia semántica
    2. Coherencia gramatical y léxica
    3. Coherencia pragmática
  3. Conclusion

¿Qué es la coherencia textual?

La coherencia textual es el principio que guía la forma en que se organizan las ideas y se relacionan entre sí en un texto. Es la capacidad de mantener una conexión lógica y clara entre las oraciones y los párrafos, para que el lector pueda seguir el hilo del pensamiento y comprender el mensaje en su totalidad. Un texto coherente es aquel que tiene una secuencia clara de ideas y una estructura lógica.

La coherencia textual es esencial para que un texto funcione como una unidad de comunicación, conectando enunciados de manera armoniosa para formar un significado global. Para que un texto sea coherente, las frases deben establecer relaciones entre sí y construir un sentido unificado. Sin coherencia, un texto puede ser confuso, difícil de seguir y carecer de significado.

Tipos de coherencia textual

Existen tres tipos principales de coherencia textual: semántica, gramatical y léxica, y pragmática. Estos son los pilares fundamentales que permiten que un texto sea coherente y tenga fluidez en su estructura y contenido.

Coherencia semántica

La coherencia semántica se refiere a la conexión lógica entre las ideas y los conceptos en un texto. Es la capacidad de establecer relaciones de significado entre las oraciones y los párrafos, asegurando que el mensaje transmitido sea coherente y tenga sentido para el lector.

En un texto coherente desde el punto de vista semántico, las ideas se desarrollan de manera lógica y se conectan entre sí para formar una estructura coherente. Esto implica que las ideas se presenten en un orden lógico y que exista una relación clara entre ellas. Además, es importante que se eviten contradicciones internas y que las ideas estén respaldadas por evidencia o argumentos relevantes.

Un ejemplo de coherencia semántica puede ser el siguiente párrafo: "El cambio climático es un problema global que está afectando a nuestro planeta. Las emisiones de gases de efecto invernadero están contribuyendo al calentamiento global y al aumento de las temperaturas. Esto a su vez está causando el derretimiento de los casquetes polares y el aumento del nivel del mar. Como resultado, se están produciendo fenómenos climáticos extremos, como huracanes más intensos y sequías prolongadas".

En este ejemplo, las ideas se conectan de manera lógica y se desarrollan de forma coherente, permitiendo al lector comprender la relación entre el cambio climático, las emisiones de gases de efecto invernadero y sus consecuencias en el planeta.

Coherencia gramatical y léxica

La coherencia gramatical y léxica se refiere a la relación entre las palabras y las estructuras gramaticales en un texto. Esto implica el uso correcto de la gramática, la elección adecuada de las palabras y la construcción de oraciones y párrafos que se relacionen entre sí de manera lógica y cohesiva.

En un texto coherente gramatical y léxicamente, las oraciones se construyen de forma correcta y siguen una estructura gramatical adecuada. Además, las palabras y frases elegidas son consistentes y se conectan entre sí de manera lógica y coherente.

Un ejemplo de coherencia gramatical y léxica puede ser el siguiente párrafo: "Juan es un estudiante de medicina que está dedicado a su carrera. Estudia diligentemente todos los días y se esfuerza por obtener buenas calificaciones. Además, participa en actividades extracurriculares relacionadas con la medicina, como conferencias y seminarios. Su pasión por la medicina se refleja en su dedicación y compromiso con su formación académica".

En este ejemplo, las oraciones se construyen de forma gramaticalmente correcta y se conectan entre sí de manera lógica. Además, las palabras y frases elegidas son consistentes y se relacionan coherentemente con el tema principal del párrafo.

Coherencia pragmática

La coherencia pragmática se refiere al sentido del texto en relación con su función en la actividad humana y en la comunicación. Es la capacidad de transmitir de manera efectiva un mensaje y lograr los objetivos comunicativos deseados.

En un texto coherente desde el punto de vista pragmático, el autor tiene en cuenta el contexto y la intención comunicativa al elegir las palabras, estructurar las oraciones y organizar las ideas. Además, se utilizan adecuadamente las convenciones sociales y lingüísticas para lograr una comunicación efectiva.

Un ejemplo de coherencia pragmática puede ser el siguiente párrafo: "Estimado Sr. Rodríguez, Me pongo en contacto con usted para solicitar una reunión para discutir el proyecto que estamos desarrollando. Me gustaría tener la oportunidad de presentarle los avances y recopilar su opinión y sugerencias. Si está de acuerdo, puedo ajustarme a su disponibilidad de tiempo y lugar para la reunión. Quedo a la espera de su respuesta. Atentamente, María Gómez".

En este ejemplo, se utiliza un tono formal y se siguen las convenciones sociales y lingüísticas adecuadas para una comunicación efectiva. El mensaje es claro y se logran los objetivos comunicativos establecidos, que en este caso son solicitar una reunión y presentar avances de un proyecto.

Conclusion

La coherencia y la cohesión son elementos fundamentales en la escritura, que permiten que un texto sea claro, comprensible y efectivo en la transmisión del mensaje. La coherencia textual se logra cuando las ideas y los enunciados se relacionan entre sí de manera lógica y fluida, formando un sentido unificado. La cohesión, por otro lado, se enfoca en la relación entre las palabras y las frases, creando una estructura cohesiva y unificada.

Para lograr un texto coherente y cohesionado, es importante tener en cuenta los diferentes tipos de coherencia textual, como la semántica, gramatical y léxica, y la pragmática. Además, se deben utilizar los mecanismos adecuados de coherencia y cohesión, como la referencia, la correferencia y la interfrástica.

La coherencia y la cohesión son aspectos esenciales en la escritura, que permiten que un texto sea claro, comprensible y efectivo. Al aplicar los principios de coherencia y utilizar los mecanismos adecuados, se puede lograr un texto coherente y cohesionado que transmita el mensaje de manera efectiva y satisfactoria.

Si te ha gustado este post, puedes ver más artículos parecidos a Coherencia y cohesión en la escritura: principios y ejemplos en la categoría de Usos del lenguaje visitándolo.

Más contenido