Qué significan coherencia y cohesión en un texto

La adecuación es una propiedad clave en la redacción de un texto. Se refiere a la capacidad de un texto de adaptarse y ajustarse al contexto situacional en el que se utiliza. Cuando un texto es adecuado, cumple con las expectativas y necesidades de los destinatarios, garantizando así una comunicación efectiva. La adecuación se logra utilizando un registro apropiado que considere factores como el evento social, el tema, el vínculo entre el emisor y el receptor, la intención del emisor y el medio de comunicación utilizado. En este artículo, exploraremos en detalle el concepto de adecuación, su importancia en la redacción de textos y cómo se relaciona con las propiedades de coherencia y cohesión.

📰 ¿Qué encontrará? 👇
  1. Coherencia: La clave para la comprensión de un texto
    1. Propiedades de la coherencia
    2. 1. Conexión temática:
    3. 2. Progresión lógica:
    4. 3. Cohesión:
    5. 4. Argumentación:
    6. 5. Intertextualidad:
    7. Ejemplos de coherencia en un texto
  2. Cohesión: El puente que une las ideas en un escrito
    1. Recursos de cohesión
    2. 1. Conectores:
    3. 2. Pronombres:
    4. 3. Repeticiones:
    5. 4. Referencias:
    6. Ejemplos de cohesión en un texto
  3. Conclusión

Coherencia: La clave para la comprensión de un texto

La coherencia es una propiedad fundamental en la redacción de un texto. Se refiere a la capacidad de un texto de ser lógico, claro y comprensible. Un texto coherente tiene una estructura clara, presenta ideas de manera secuencial y establece relaciones lógicas entre ellas.

La coherencia es la clave para la comprensión de un texto, ya que permite a los destinatarios entender las ideas presentadas y seguir el hilo de la comunicación. Sin coherencia, un texto puede resultar confuso e incomprensible, lo que dificulta la transmisión efectiva del mensaje.

La coherencia se logra a través de diferentes estrategias. Una de ellas es el uso de conectores y marcadores discursivos que indican la relación entre las ideas. Estos elementos ayudan a establecer la continuidad temática y a enfatizar la estructura lógica del texto. Además, el uso adecuado de la gramática y la sintaxis también contribuye a la coherencia de un texto, ya que permite establecer relaciones claras entre las palabras y las frases.

Propiedades de la coherencia

La coherencia en un texto se puede evaluar a través de diferentes propiedades que aseguran la claridad y comprensión del mismo. Algunas de estas propiedades son:

1. Conexión temática:

Un texto coherente tiene una conexión temática clara entre las diferentes ideas que se presentan. Esto significa que todos los elementos del texto están relacionados entre sí y contribuyen a transmitir el mensaje principal. Se evitan las ideas contradictorias o irrelevantes que pueden causar confusión al lector.

2. Progresión lógica:

Un texto coherente presenta una progresión lógica de las ideas, es decir, las ideas se organizan de manera lógica y secuencial. Existe una estructura coherente que permite al lector seguir el desarrollo del texto sin dificultad. Se utilizan conectores y marcadores discursivos para indicar la relación entre las ideas y ayudar al lector a comprender la estructura del texto.

3. Cohesión:

La cohesión es una propiedad estrechamente relacionada con la coherencia. Se refiere a la forma en que las diferentes partes de un texto están unidas y se relacionan entre sí. La cohesión se logra a través del uso adecuado de conectores, pronombres, repeticiones y referencias, entre otros recursos lingüísticos.

4. Argumentación:

Un texto coherente presenta una argumentación sólida y consistente. Las ideas se presentan y se desarrollan de manera lógica, se respaldan con evidencia o argumentos relevantes y se llega a conclusiones razonables. La argumentación clara y coherente ayuda a persuadir al lector y a transmitir el mensaje de manera efectiva.

5. Intertextualidad:

La intertextualidad es la propiedad de un texto que muestra su relación con otros textos o discursos. Un texto coherente utiliza referencias a otros textos, citas, paráfrasis o alusiones para establecer vínculos con el conocimiento previo del lector y ampliar el significado del mensaje.

Ejemplos de coherencia en un texto

A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo se puede lograr la coherencia en un texto:

1. Utilizar conectores y marcadores discursivos para establecer la relación entre las ideas. Por ejemplo: "Además", "Por otro lado", "En conclusión".

2. Mantener una progresión lógica de las ideas. Por ejemplo: presentar los argumentos principales primero y luego desarrollarlos en detalle.

3. Evitar la repetición excesiva de palabras o ideas que pueden generar confusión en el lector.

4. Utilizar pronombres para hacer referencia a objetos o conceptos ya mencionados previamente en el texto.

5. Utilizar un lenguaje claro y conciso, evitando la ambigüedad o las frases demasiado largas y complejas.

Cohesión: El puente que une las ideas en un escrito

La cohesión es otra propiedad esencial en la redacción de un texto. Se refiere a la forma en que las diferentes partes del texto están unidas y se relacionan entre sí. La cohesión es lo que permite que un texto sea fluido y fácil de leer, ya que ayuda a establecer conexiones claras entre las ideas y a mantener la atención del lector.

La cohesión se logra utilizando diferentes recursos lingüísticos, como conectores, pronombres, repeticiones y referencias. Estos recursos ayudan a establecer la continuidad y la fluidez del texto, permitiendo que las ideas se conecten de manera coherente.

Recursos de cohesión

A continuación, se presentan algunos recursos de cohesión que se utilizan para unir las ideas en un texto:

1. Conectores:

Los conectores son palabras o expresiones que se utilizan para indicar la relación entre las ideas en un texto. Pueden ser conectores de adición, de contraste, de causa y efecto, de secuencia, entre otros. Algunos ejemplos de conectores son: "además", "en cambio", "por lo tanto", "en primer lugar".

2. Pronombres:

Los pronombres son palabras que se utilizan para hacer referencia a objetos, personas o ideas mencionadas previamente en el texto. Su uso ayuda a evitar la repetición excesiva de palabras y a mantener la cohesión del texto. Algunos ejemplos de pronombres son: "éste", "eso", "aquello", "ellos".

3. Repeticiones:

La repetición consiste en utilizar palabras o frases repetidas en diferentes partes del texto para enfatizar una idea o establecer una conexión entre ellas. La repetición puede ser útil para crear un énfasis especial en un tema o para recordar al lector una información importante.

4. Referencias:

Las referencias son palabras o frases que se utilizan para hacer referencia a objetos o ideas mencionadas previamente en el texto. Ayudan a establecer la relación entre las diferentes partes del texto y a mantener la coherencia. Algunos ejemplos de referencias son: "estas ideas", "el análisis anterior", "lo mencionado anteriormente".

Ejemplos de cohesión en un texto

A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo se puede lograr la cohesión en un texto:

1. Utilizar conectores adecuados para indicar la relación entre las ideas. Por ejemplo: "por lo tanto", "en consecuencia", "debido a esto".

2. Utilizar pronombres para referirse a objetos o ideas mencionadas previamente. Por ejemplo: "este concepto", "esa teoría", "ellos".

3. Repetir palabras o frases clave para enfatizar una idea o establecer una conexión. Por ejemplo: "La educación es clave. La educación es fundamental".

4. Utilizar referencias para hacer referencia a ideas previamente mencionadas. Por ejemplo: "Como se mencionó anteriormente", "Estos resultados demuestran".

Conclusión

La adecuación, la coherencia y la cohesión son propiedades fundamentales en la redacción de un texto. La adecuación se refiere a la capacidad de un texto de adaptarse al contexto situacional y cumplir con las expectativas y necesidades de los destinatarios. Por otro lado, la coherencia es la clave para la comprensión de un texto, ya que garantiza que las ideas estén organizadas de manera lógica y secuencial. La cohesión, por su parte, es el puente que une las ideas en un escrito, utilizando recursos lingüísticos para establecer conexiones claras y mantener la atención del lector.

Es importante comprender y aplicar estas propiedades en la redacción de textos, ya que son fundamentales para una comunicación efectiva. Al utilizar un lenguaje adecuado, establecer una estructura coherente y utilizar recursos de cohesión adecuados, se garantiza que el mensaje sea claro, comprensible y relevante para los destinatarios. La adecuación, la coherencia y la cohesión son características clave que contribuyen a la calidad y efectividad de un texto.

Si te ha gustado este post, puedes ver más artículos parecidos a Qué significan coherencia y cohesión en un texto en la categoría de Usos del lenguaje visitándolo.

Más contenido