La importancia de la salud preventiva para evitar nuevas pandemias

Para prevenirnos del nuevo coronavirus, lo que más vemos y oímos en los medios de comunicación y de las autoridades, es que dependemos exclusivamente de recursos artificiales como el alcohol en gel y las mascarillas, despreciando la importancia de la salud preventiva para mantener activo y reforzado nuestro sistema inmunitario, que es nuestro mayor escudo contra cualquier tipo de enfermedad.

Si en lugar de hablar sólo de la enfermedad, promoviéramos medios y recursos para tener más vitalidad, energía y salud, de repente no estaríamos viviendo esta pandemia, que ya se ha convertido en una sindemia, es decir, en una situación compleja, en la que la enfermedad, así como sus causas y consecuencias, deben ser vistas con la amplitud que merecen.

Acciones para la salud inmunitaria

Se invierte mucho en la industria de la enfermedad y en la lucha contra la misma, mientras que se habla poco de las acciones que educan y promueven la salud de las personas, como por ejemplo:

  • tener una dieta de calidad, rica en frutas y verduras y baja en productos industrializados
  • se encargan de desintoxicar y depurar la sangre de forma natural
  • cuidar los recursos naturales vitales para todos: el suelo, el aire, el agua y el sol
  • tomar baños de agua fría para activar la circulación
  • tener contacto con la naturaleza para combatir el estrés
  • dar prioridad siempre que sea posible a los tratamientos naturales con el uso de tés y terapias holísticas
  • realizar actividades físicas para mantener los músculos y los huesos del cuerpo ejercitados y fortalecidos
  • practica el ayuno esporádico para desintoxicar el cuerpo
  • beber al menos 2 litros de agua para mantener el metalismo del cuerpo en buen estado
  • respirar bien, profunda y tranquilamente y no de forma rápida y sofocada por las prisas de la vida cotidiana.
  • Las prácticas de yoga y meditación ayudan en este sentido
  • acudir a revisiones médicas periódicas para recibir una atención sanitaria preventiva (chequeos) y no sólo una atención sanitaria curativa cuando la enfermedad es aguda o crónica
  • dormir bien, tener un sueño reparador
  • y no olvides que en la Naturaleza podemos encontrar alimentos para potenciar la inmunidad y hierbas que son verdaderos antibióticos naturales

Se necesitan medidas gubernamentales

Para que la salud preventiva sea algo accesible para la población, los gobiernos y las autoridades públicas deben invertir en políticas que promuevan la equidad social y proporcionar una atención médica y hospitalaria pública mejor y más accesible a la población, especialmente a la de bajos ingresos.

Además, es necesario impulsar e intensificar los tratamientos sanitarios preventivos y las campañas de sensibilización y educación en salud preventiva dirigidas a la población.

Falta de conocimiento = poca prevención

El ciudadano, a su vez, debe aplicarse y tomar decisiones en favor de su salud, cuidando así su bien más preciado: su cuerpo.

Por desgracia, en nuestra sociedad, los sistemas sanitarios no han estado preparados para actuar para prevenir las causas de las enfermedades. Por el contrario, se crearon y se utilizan para combatir los efectos de las enfermedades y, además, de forma precaria y deficiente, sobrecargando a los profesionales sanitarios, nuestros héroes ante el caos pandémico.

Y añadiendo a estos factores, aumentando toda esta deficiencia en la prevención de la salud, la industria químico-farmacéutica es una de las que más se enriquece con las enfermedades, promoviendo el alivio rápido del síntoma de la enfermedad y no tratando las causas.

A pesar de estas consideraciones, la intención no es menospreciar los avances que hemos tenido en el tratamiento de diversas enfermedades, pero es posible combinar este progreso con la prevención que, por cierto, será más eficaz.

Opinión de un especialista en Naturopatía

Sobre todo este contexto y la necesidad de promover acciones a favor de la salud, el terapeuta naturista francés Pauline Barraud opina diciendo:

«¿En qué MOMENTO se explicó a la población que todo el mundo tiene la capacidad de fortalecer naturalmente su sistema inmunitario en unos días (ayuno) o en unas semanas?

Ciertamente, esto no impediría la propagación del virus, pero reforzaría nuestras defensas frente a él y, por tanto, reduciría la proporción de casos graves, para curar mucho más rápidamente en casa.

¿Por qué no implicar en la información y en los canales de noticias, que han dedicado el 95% de su tiempo a este tema desde hace varias semanas, a los profesionales de la salud que hablan de prevención, como nutricionistas, naturópatas y fitoterapeutas, que podrían hacer un inmenso trabajo de información al público y aliviar así a los médicos que están en primera línea?

¿Por qué no decir a la gente que comer productos industriales, procesados y refinados es lo primero que destruye nuestras defensas inmunitarias?

¿Que la eficacia de nuestro sistema inmunitario depende estrictamente de la calidad de nuestra flora intestinal (y, por tanto, de la calidad de lo que comemos)?

¿Que las verduras y frutas vivas, crudas, locales y de temporada son la mejor manera de reforzar rápidamente nuestras reservas minerales, necesarias para la inmunidad?

…¿Por qué no explicar que plantas como la equinácea, el astrágalo, el saúco y la canela, en sus formas concentradas, aumentan las defensas inmunitarias en pocas semanas?

…¿Por qué no explicar que el miedo es inmunodepresivo (debilita la respuesta municipal)? Esa es la única emoción que transmiten los medios de comunicación dominantes en este momento….

…¿Por qué no explicar a la gente que tiene un potencial de defensa y curación infinitamente más poderoso que cualquier medicina del mundo y que se puede activar rápidamente?

Los intereses mercantilistas detrás de las enfermedades

Como se ha visto, hay varias formas de cuidar la salud y protegerla. Sin embargo, los seres humanos acaban renunciando a estos recursos y haciéndose vulnerables a los intereses de los grupos que se aprovechan y benefician de los efectos de una pandemia para enriquecerse.

Además de todo, las causas de las enfermedades están íntimamente ligadas a la forma en que vivimos, a las elecciones que hacemos y a cómo tratamos nuestro cuerpo, consciente o inconscientemente.

Por todas estas razones, es de vital importancia que prestemos la debida atención al modo en que tratamos nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones.

Esto ya es un paso importante y fundamental hacia la prevención y la autocuración.

¡Menos pánico, más cuidado y atención a ti mismo y a toda la Vida en la Tierra!

Puede que también te interese leerlo:

Los expertos señalan a la agroindustria como una de las causas de la aparición de pandemias

La próxima pandemia podría surgir en el Amazonas: la deforestación contribuye a las zoonosis

Simplicidad: la palabra más importante en la pandemia