Estrabismo: ¿qué es? Tipos, causas, síntomas, tratamientos y ejercicios

El estrabismo es un problema ocular que aflige y puede llegar a acomplejar a quienes lo padecen. Por lo tanto, este contenido explicará las causas de esta desviación ocular, los tratamientos y ejercicios para prevenir o incluso corregir la alineación ocular.

Qué es el estrabismo

El estrabismo es un trastorno que afecta a la correcta alineación entre los ojos.

Puede ser consecuencia de alguna disfunción en los nervios o músculos de los ojos, lo que dificulta la respuesta de este órgano a los estímulos del cerebro, que a su vez no reconoce las imágenes.

Si este problema no se corrige, el ojo afectado puede tener su capacidad de visión debilitada o incluso atrofiada, ver menos que el ojo sano y tener desviaciones.

Hay varias formas de corregir este problema y fortalecer el ojo estrábico.

Tipos de estrabismo

Los tipos más comunes de estrabismo son divergente/exotrópico (ojo que mira de reojo) o convergente/esotrópico (ojo mirando hacia el centro).

Además de estos tipos de estrabismo hay otros más inusuales, como:

  • Estrabismo vertical /Hipertropía – ojo mirando hacia arriba (frente) o hacia abajo (mejillas)
  • Estrabismo alternante: ojo que mira a veces a la izquierda y a veces a la derecha
  • Estrabismo intermitente: ojo que oscila entre mirar de forma alineada y mirar desalineado, es decir, a veces está torcido y a veces no.

Causas del estrabismo

El estrabismo tiene varias causas que pueden ser provocados por factores hereditarios o adquiridos por enfermedades, accidentes y malos hábitos visuales.

Hay casos en los que las personas ya nacen con estrabismo y en otros casos este problema visual se desarrolla a lo largo de la existencia.

En cualquier caso, el factor determinante de esta desalineación ocular es el mal funcionamiento de los músculos que coordinan el movimiento de los ojos.

Entre las causas que pueden conducir al desarrollo de este debilitamiento y estrabismo tenemos:

  • Accidente cerebrovascular o parálisis cerebral
  • Ambliopíacuando un ojo tiene músculos y nervios más débiles y, por tanto, ve menos que el otro
  • Catarata congénita o adquirida
  • Meningitis
  • Encefalitis
  • Problemas de tiroides
  • Diabetes
  • Alto grado de hipermetropía o miopía
  • Enfermedades víricas
  • Traumas oculares
  • Síndrome de Down
  • Enfermedades neurológicas
  • Secuelas de la uveítis
  • Toxoplasmosis

Aparte de estas causas físicas, los ojos pueden verse afectados por otras causas emocionales como:

Consecuencias del estrabismo

El estrabismo provoca una serie de síntomas y consecuencias, como:

  • mirada desviada
  • diplopía (visión doble)
  • visión borrosa
  • pérdida progresiva de la visión en el ojo con desviación
  • fatiga visual
  • ardor y dolor en los ojos
  • sensibilidad a la luminosidad
  • aumento de la presión ocular
  • dolor de cabeza
  • tortícolis
  • tensión ocular
  • visión problemática o doblada
  • deterioro de la autoestima y de la vida social del individuo
  • dificultad para leer y ver con claridad

¿Cómo tratar y corregir el estrabismo?

Hay varias formas de tratar y corregir el estrabismo, ya sea convergente, divergente o de otro tipo:

  • Corregir las causas de la desviación, como enfermedades o malos hábitos visuales
  • Uso del parche en el ojo sin la desviación del ojo, para ejercitar el ojo problemático
  • Uso de gafas graduadas, en casos de miopía e hipermetropía u otras deficiencias oculares
  • Ejercicios oculares y ortopedia
  • Suplementos vitamínicos o alimentos para fortalecer los ojos y la visión, como: vitamina A, zeaxantina, luteína, licopeno y selenio
  • Aplicación de la toxina botulínica (nota: por respeto a los animales se recomienda tener cuidado de utilizar la que no está probada en animales y no tiene componentes de origen animal)
  • Cirugía de corrección ocular, mediante la cual se realiza una incisión para acortar los nervios del globo ocular y corregir la alineación de los ojos.

Para reforzar los tratamientos oculares tradicionales, hay otras formas de cuidar la salud ocular:

  • Colirios, tés y alimentos naturales para unos ojos sanos

Ejercicios oculares para el estrabismo

Algunos ejercicios, desarrollado por varios especialistas de la visión, pueden contribuir a la corrección del estrabismo y mejorar tu visión, como por ejemplo

La cuerda de Brock

Este ejercicio sirve para mejorar la coordinación ocular y fue desarrollado por el optometrista suizo Frederick Brock.

Para conseguirlo, puedes comprar en tiendas especializadas la cuerda de Brock, o fabricar este utensilio con una cuerda fina de un metro y medio de longitud, y tres o más cuentas de diferentes colores pegadas o ensartadas en esta cuerda, a igual distancia unas de otras.

Fuente de la foto

  1. Para empezar, ata la cuerda a un lugar fijo y estírala hasta tu nariz.
  2. Mira y enfoca bien cada cuenta.
  3. Puedes centrarte, uno por uno, del primero al último, y luego volver del último al primero.

Movimientos con el lápiz

En este ejercicio ambos ojos deben enfocar el mismo punto fijo, en este caso un lápiz.

  1. Para ello, sujeta un lápiz a cierta distancia de ti y míralo fijamente.
  2. Luego, acércalo lentamente a tu nariz, manteniendo la concentración todo lo que puedas.
  3. Alterna el movimiento con el lápiz, acercándolo a tu nariz, sin dejar de mirarlo.
  4. Luego muévelo hacia los lados y hacia delante, manteniendo siempre tu atención en él.
  5. Repite estos movimientos de 10 a 20 veces.

Ejercicio del pulgar

  1. En este ejercicio coloca el pulgar de una mano a unos 30 cm de la nariz.
  2. Coloca el pulgar de la otra mano entre tu nariz y el dedo extendido.
  3. Mira el dedo que está más cerca y enfoca ese dedo hasta que veas borroso el dedo que está más lejos
  4. Mueve lentamente el dedo más cercano, concentrándote en él
  5. Repite este ejercicio de 2 a 3 minutos cada día

Técnica para dinamizar los ojos

Esta técnica es muy utilizada en la práctica del Yoga y consiste en proceder de la siguiente manera:

  1. Frota las palmas de tus manos limpias hasta que sientas una sensación de calor.
  2. Luego cierra los ojos y cúbrelos con las manos calientes
  3. Procura dejar la nariz libre para respirar lenta y profundamente
  4. Cuando tu mano se enfríe, repite el ejercicio, durante 2 o 3 minutos

Gimnasia ocular

Con el uso constante de dispositivos electrónicos, nuestros ojos se quedan muy quietos y, por tanto, acaban enrojeciéndose, secándose y ardiendo. Esta gimnasia ocular ayuda a eliminar estos síntomas, además de ejercitar los músculos del ojo.

  1. Abre y cierra los ojos con fuerza durante 5 segundos y luego ábrelos todo lo que puedas durante 5 segundos.
  2. Repite este ejercicio de 10 a 12 veces.

Estos movimientos tienen como objetivo ejercitar los ojos, reforzar la agudeza visual y aumentar la lubricación ocular.

Masaje ocular

Para aliviar los síntomas de la tensión ocular, la presión y la fatiga, tenemos el masaje ocular:

  1. Realiza un masaje ocular con las yemas de los dedos.
  2. Procede de la siguiente manera: cierra los ojos y masajea suavemente con las yemas de los dedos.
  3. Presiona con cuidado los párpados superiores y haz movimientos circulares durante 8 ó 10 segundos.
  4. Repite este masaje durante 8 veces.

Este ejercicio disminuye la tensión ocular y aumenta la humedad natural de los ojos, evitando la sequedad causada por el uso continuo de dispositivos electrónicos.

Movimientos oculares circulares

Los movimientos oculares circulares fortalecen los nervios y músculos ópticos y aumentan la circulación sanguínea en este órgano, evitando la degeneración de la córnea y la mácula.

  1. Mueve las pupilas de los ojos de forma circular, en el sentido de las agujas del reloj.
  2. Repite este movimiento 21 veces, descansando en cada intervalo durante 30 segundos.
  3. Después de este ciclo, haz este movimiento en sentido contrario a las agujas del reloj de la misma manera que el anterior.

Escritura imaginaria

La escritura imaginaria es un ejercicio que ayuda a prevenir y tratar el debilitamiento de los nervios y músculos de los ojos

  1. Para realizarlo, colócate frente a una pared, preferiblemente blanca, y haz como si estuvieras escribiendo con los ojos, sin mover la cabeza.
  2. Cuanto más grande sea la letra, más ejercitarás tu visión.
  3. Descansa 20 segundos y repite estos movimientos 5 veces.

Problemas y enfermedades oculares

Todos los ejercicios que se enseñan, realizados a diario, ayudan a la salud de los ojos. Sin embargo, hay enfermedades y problemas oculares que deben ser examinados y evaluados por un especialista, en este caso, el oftalmólogo.

Por tanto, si tienes dificultades para ver o cualquier síntoma relacionado con los ojos, asegúrate de consultar a este especialista para tener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

¡Nuestro deseo es que tengas una buena visión!

Puede que también te interese leerlo:

La industria de la cura: también hay un mercado que explota la enfermedad

El Covid-19 no es una PANDEMIA, sino una SINDEMIA. Es hora de reconocer esto

Maquillaje infantil: ¿permitir o prohibir? ¿Cuáles son los riesgos?