Cómo limpiar la plata, el cobre y otros metales de forma natural

Plata, cobre y oro, cómo limpiar estos metales? Los agentes de limpieza agresivos, como el alcohol y el amoníaco, no son los mejores productos para limpiar metales.

También en el caso de los metales, puedes utilizar varias alternativas naturales y económicas que permiten una limpieza sencilla y eficaz. Veamos algunas de ellas consejos caseros para limpiar objetos de plata, cobre y oro y otros materiales metálicos.

1. Plata

La plata es un material especialmente popular por su brillo, pero las manchas, los arañazos y la oxidación pueden estropear su belleza. Para eliminar las manchas causadas por la oxidación, puedes utilizar un crema limpiadora caseraLa solución es una mezcla de bicarbonato con un poco de agua, que debe frotarse sobre los puntos problemáticos con suavidad y con la ayuda de una esponja blanda. Las joyas de plata pueden remojarse brevemente en agua tibia añadiendo unas gotas de jabón líquido y una pizca de sal. Después, sécalos con delicadeza.

2. Cobre

La limpieza del cobre puede hacerse con vinagre de vino blanco, aplicada con un pulverizador directamente sobre la superficie salpicada (con un poco de sal) antes de frotarla suavemente. Aclara con agua tibia y seca con un paño suave.

Otro producto milagroso para limpiar el cobre es el zumo de limón, que puede aplicarse con una esponja sobre los objetos para hacer el pulido, o con el propio limón cortado por la mitad.

3. Latón

El zumo de limón también es una solución excelente para limpiar objetos de latón (una aleación de cobre y zinc). En este caso es necesario mezclar el zumo de limón con bicarbonato de sodio, hasta obtener una pasta de consistencia similar a la pasta de dientes. Hay que frotar la mezcla sobre la superficie con un paño o una esponja, dejarla reposar durante cinco minutos y luego lavarla. También se puede mezclar sal y harina a partes iguales, añadiendo un poco de vinagre, y utilizarlo para fregar el latón.

4. Acero inoxidable

Para el acero inoxidable, será más fácil eliminar las manchas después de haberlas tratado con aceite de oliva. El aceite es perfecto para hacer desaparecer los halos (esas manchas causadas por el fuego). Para pulir el acero inoxidable y el cromo, así como para eliminar las marcas de cal, el mejor remedio es utilizar vinagre de vino blanco puro.

Otro consejo es mezclar media taza de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua hirviendo y utilizar la mezcla para fregar el acero con la ayuda de una esponja.

5. Aluminio

Los objetos de aluminio pueden lavarse con agua y detergente líquido ecológico, aclararse a fondo y secarse inmediatamente para evitar halos. Los fondos de las cacerolas de aluminio con suciedad adherida, pueden remojarse en agua caliente para facilitar su limpieza.

6. Bronce

El bronce, una aleación de cobre y estaño (o de aluminio, níquel u otros metales), se puede limpiar con agua y jabón natural, enjuagado con agua tibia y secado con un paño suave. En el caso del bronce cincelado, se puede utilizar un cepillo suave para limpiarlo con agua y zumo de limón.

7. Oro

Para limpiar el oro, puedes recurrir simplemente al jabón líquido natural y al bicarbonato de sodio. Haz una crema mezclando una cucharadita de bicarbonato de sodio y una cucharada de jabón líquido y utiliza el compuesto obtenido para limpiar los objetos de oro, aclara y seca con cuidado. El joyas de oro pueden limpiarse fácilmente tras dejarlas sumergidas durante una hora en agua con un poco de zumo de limón.

8. Hierro fundido

Para limpiar el hierro fundido puedes utilizar agua y jabón natural. Aclara con agua tibia y seca inmediatamente. Para eliminar los restos de suciedad más resistentes, puedes frotar el hierro fundido con polvo de piedra pómez.

9. Hierro

Si los objetos de hierro están esmaltados, pueden lavarse con agua y jabón. En caso de óxido, se puede eliminar frotando la parte oxidada con una lana de acero. Si hay manchas de óxido, utiliza zumo de limón o vinagre, mezclado con sal o bicarbonato.

Lee también: CÓMO ELIMINAR EL ÓXIDO Y SUS MANCHAS CON RECETAS FÁCILES Y CASERAS

10. Estaño

Es una aleación hecha principalmente de estaño, que puede contener cobre y otros metales. En su composición, el plomo ha sido prohibido por su toxicidad. El estaño puede limpiarse con agua y jabón natural o con una mezcla cremosa preparada con bicarbonato y sal, a la que se añade zumo de limón hasta obtener la consistencia deseada.

El siguiente vídeo muestra un consejo sorprendente para limpiar la plata con papel de aluminio y agua caliente:

Lee más consejos para una limpieza doméstica ecológica:

CÓMO LIMPIAR UNA SARTÉN CON COMIDA PEGADA EN UN MINUTO

ECONOMÍA Y SOSTENIBILIDAD: 13 FORMAS DE UTILIZAR EL LIMÓN PARA LIMPIAR TU CASA

CÓMO LIMPIAR LA CASA CON POSOS DE CAFÉ

10 PRODUCTOS DE LIMPIEZA QUE NO DEBERÍAS VOLVER A COMPRAR